Mascarilla de protección SIMBIOSIS 1f2v-0320

¿Cómo contribuir con la protección ante la pandemia?



En SIMBIOSIS hemos estado pensando desde hace días en encontrar una manera de aportar algo a la lucha global contra la pandemia de COVID-19 que asola al mundo.

Después de analizar toda la información que nos fue posible recopilar realizamos una lluvia de ideas que arrojó como resultado que uno de los artículos de protección más necesarios, y que en muchos lugares está en falta, eran las Mascarillas de Protección y Nasobucos.

De ahí surge parte de la idea. Después tuvimos en cuenta el criterio de que no todas las personas están aptas para utilizar las mascarillas de tela y similares por problemas de alergia.


He aquí nuestra primera pregunta

¿Cómo hacer una mascarilla de protección en casa?

Nos dimos a la tarea de valorar la posibilidad de diseñar y construir un modelo que pudiese ser fácilmente replicable, y que además, se pudiese reutilizar muchas veces. Pero antes teníamos que resolver dos puntos esenciales.

Primero: ¿qué materiales podríamos utilizar?

Segundo: ¿cómo lograr el nivel de protección requerido?

Pensamos en los materiales a utilizar y decidimos que todos podrían ser reciclados y buscamos más información para lograr una protección óptima.

Hipótesis

El concepto fundamental radica en el filtrado del aire logrando distinguir nuestra idea del razonamiento utilizado en las mascarillas y nasobucos de uso común, las cuales, ofrecen una protección pasiva, ya que previenen la propagación del contagio por parte quien la usa, pues su misión fundamental es proteger a los demás.

Nuestro diseño optó por otro enfoque, utilizar una protección activa ya que consta de un filtro de aire que lo desinfecta al ingresar dentro de la mascarilla, por lo que protege a la persona que lo lleva puesto.

Este enfoque está sustentado en la utilización de un contenedor para el principio activo, el cual sería una solución alcohólica entre un 65 y un 75 %, concentración recomendada por las autoridades sanitarias.

Objetivos

El objetivo de nuestro trabajo es proporcionar un diseño de mascarilla de protección de fácil construcción, que utilizara materiales al alcance de cualquier persona, que ofreciese un elevado nivel de protección, que pudiese ser usada durante varias horas seguidas y que pudiese ser reutilizada un elevado número de veces.

Proceso de investigación

El proceso de construcción es relativamente sencillo, requiriendo especial atención la construcción de las válvulas de entrada y salida del aire, el filtro y el ajuste ergonómico a la anatomía del rostro.

Su construcción en bastante flexible en cuanto a los materiales utilizados ya que cada quien puede adaptar el diseño original a los que tenga a su disposición siempre que se respeten los requerimientos referentes a la construcción del filtro de aire y al principio activo y su concentración.

Aún cuando nuestra mascarilla no haya sido homologada ni aprobada por las autoridades sanitarias competentes la considerábamos viable en su construcción y segura en su uso de modo experimental y una vez construida la hemos utilizado sin problemas por dos meses y medio, a veces por periodos continuos de más de 5 horas con un recambio intermedio de elemento filtrante.

¡Notas importantes!

Esta Mascarilla de Protección no ha sido supervisada, homologada ni aprobada por ningún especialista en el tema, ni por personal de salud.

SIMBIOSIS recomienda consultar con especialistas antes de usarla.

No nos responsabilizamos con cualquier daño o prejuicio derivado del uso de la misma. Usted la usará bajo su propia decisión y responsabilidad. Les rogamos, por favor, consulte con un médico antes de usarla.

También debemos destacar que NO DEBE SER USADA POR PERSONAS DIAGNOSTICADAS CON COVID-19 puesto que la misma está diseñada como medio de protección de quien la usa y no evita la propagación de los virus si es usted portador de alguno. Esto se debe a que el filtro solo protege el aire que entra pero el que sale va directamente al exterior sin pasar por el mismo. Si usted desea añadir dos filtros, uno a la entrada de aire y otro a la salida, entonces la protección sería en ambos sentidos. Pero esto último limitaría grandemente los posibles escenarios en los cuales se podría llevar la mascarilla pues dos filtros dificultarían grandemente el proceso respiratorio.

Tutorial

¿Cómo construir nuestra mascarilla de protección?

1

Paso 1

2

Paso 2

Para una posible producción en serie habría que realizar un estudio de las características fisiométricas más comunes en una población dada para lograr un diseño lo más estándar posible.

3

Paso 3

4

Paso 4

5

Paso 5

Puede utilizarse cualquier otro dispositivo que tenga características similares. Los criterios que utilizamos para escoger el chispero fueron, que tenía un fondo que evitaría que el filtro cayese dentro de la mascarilla, y que su diámetro exterior era casi exactamente el mismo que el diámetro interior de la boca del pomo. Así que utilizando algún elemento de fijación para la lengüeta se pudiera lograr un ajuste casi perfecto.

6

Paso 6

7

Paso 7

8

Paso 8

9

Paso 9

Quizás sea necesario probar varias veces antes de pegar para cerciorarnos de que la lengüeta trabaja con libertad y bloquea la entrada del aire al ponérnosla en la boca por la parte de atrás e intentar inhalar. Esto debe hacerse colocando la tapa.

10

Paso 10

Si es necesario podemos añadir una junta de goma bien fina para evitar que el aire pase entre el cuerpo de la mascarilla y la rosca de la válvula de salida.

11

Paso 11

12

Paso 12

Hay espumas que tienen dos capas. Estas son las ideales pues este corte se realiza entre ambas capas y resulta más fácil de realizar. Además la superficie de contacto con el rostro es mayor por lo que causaría menos molestias que si fuese más fina.

13

Paso 13

Una vez seco el pegamento podemos ir haciendo ajustes con la cuchilla hasta lograr un ajuste perfecto y sin rugosidades que molesten.

14

Procedemos a quitar la tapa, sacar el receptáculo del filtro he introducirlo todo en una solución jabonosa con una cucharada de cloro para desinfectarlo bien.

En el caso de la válvula de salida puede inyectarle la solución a presión con una jeringa para una completa desinfección.

Después de varios minutos, enjuagar bien con abundante agua y poner a secar al sol.

Una vez seco, guardar en una bolsa de nylon nueva previamente rociada con una solución de alcohol.

15

Paso 15

16

Paso 16

17

Paso 17

18

Paso 18

19

Paso 19

20

Paso 20

En este primer modelo, al terminar de armar el conjunto, nos percatamos de que el borde superior de la funda nos quedó demasiado cerca de los ojos. Por eso recomendamos aquí, antes de coser, cortar una cuña de un cm por ambos lados en la parte superior y terminando en el puente de la nariz.

21

Paso 21

22

Paso 22

23

Colocamos la pieza de tela en una solución jabonosa similar a la que utilizamos para limpiar la Mascarilla. Después de varios minutos, enjuagar bien con abundante agua, poner a secar al sol y, una vez seca, planchar con alta temperatura. Ahora procederemos a armar el conjunto.

24

Paso 24

25

Paso 25

Esta fue la primera versión de colocación del filtro. Posteriormente descubrimos que era más factible y que ofrecía mayor protección utilizar una banda de gasa estéril cuyo ancho fuese la profundidad del contenedor y de un largo suficiente para que, enrollándola sobre si misma, cubriera todo el espacio del mismo.

26

Paso 26

Consejos útiles

¿Cuándo usar mascarilla?

Si está usted sano, sólo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien de quien se sospeche la infección por COVID-19, si sale de su casa a cualquier gestión o si se encuentra en lugares públicos.

Lleve también mascarilla si tiene tos o estornudos.

Las mascarillas sólo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua, jabón y/o hipoclorito de sodio.

Si necesita llevar una mascarilla, aprenda a usarla y eliminarla correctamente, o a lavarla en caso de que sea reutilizable.

¿Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla?

1- Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

2- Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.

3- Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

4- Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.

5- Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón durante al menos 20s.

¿Cómo reutilizar las mascarillas de tela?

1- Una vez retirado el nasobuco, póngalo a remojar en agua jabonosa durante 15 minutos. Si dispone de cloro, vierta una cucharada en el agua jabonosa.

2- Restriegue con energía para desprender las secreciones que pueden haberse adherido a la tela.

3- Enjuague con abundante agua corriente hasta que no queden restos de agua jabonosa.

4- Póngalo a secar al sol y al aire.

5- Una vez seco, planchar a alta temperatura.

Contactos

Nuestros contactos


Nuestras redes